Conseguir la nulidad matrimonial eclesiástica en España es posible desde el año 2015, cuando el Papa Francisco modificó el Código de Derecho Canónico. Desde entonces, las solicitudes de nulidad se han incrementado en la nación, como se ha visto en noticias de actualidad.

Para poder comenzar este proceso, es necesario que uno de los cónyuges asista ante un tribunal eclesiástico de la diócesis donde tuvo lugar la boda; donde será atendido por un perito en derecho canónico, quien le orientará sobre la viabilidad o no de la solicitud.

En España, son más de 3 mil los casos de nulidad matrimonial eclesiástica que se han gestionado desde el 2015 y por ser un acto que pocos conocen los procedimientos a seguir, se han formado grupos de abogados expertos como los que integran la plantilla de Dabogados.

La ley establece que serán causales viables de nulidad aquellas vinculadas a: un matrimonio que se haya celebrado sin consentimiento de una de las partes; la incapacidad para asumir las obligaciones del matrimonio y los vicios de consentimiento, es decir, la infidelidad o el deseo de una de las partes de no tener hijos sin que su pareja lo sepa.

En el país, hay pocos bufetes de abogados totalmente especializados con profesionales dispuestos a tramitar la nulidad de los matrimonios eclesiásticos. Uno de ellos es la firma Dabogados, con amplia experiencia en este campo.

Para conseguir nulidad matrimonial eclesiástica en España es necesario contar con un abogado especializado en la materia.

El profesional capacitado para esta nulidad es un abogado canónico. Esto se debe a que la iglesia exige que el abogado a cargo de defender la nulidad matrimonial cuente con la formación necesaria de derecho canónico.

De acuerdo a lo que se encuentra estipulado en el Canon de 1483 del Código de derecho Canónico, tanto el procurador como el abogado deben ser mayores de edad y contar con buena fama, asimismo, el abogado debe ser católico. Esto solo puede variar en el caso de que el obispo diocesano esté de acuerdo con otra cosa.

Es importante resaltar que, aunque se cuente con un abogado experto en la materia no quiere decir que la nulidad tendrá éxito. Esto se debe a que hay ciertos tribunales que solo aceptan al Abogado Rotal para esta nulidad.

Un Abogado Rotal cuenta con un título que ha sido otorgado por el Nuncio Apostólico y solo pudo ser obtenido luego de superar tres años de un curso. Es por esto que, al no estar seguros por cuál de los tribunales se pasará la solicitud de nulidad, la mejor solución es contratar en primera instancia a un Abogado Rotal.

Encontrar el mejor Abogado Rotal

Gómez González es un bufete de abogados experimentados en nulidad matrimonial eclesiástica en España, teniendo a disposición a los mejores abogados con los conocimientos necesarios para lograr la nulidad.

El abogado David Gómez cuenta con todo el conocimiento en derecho canónico y eclesiástico necesario. Además, es parte del elenco de abogados que se encuentra en el Tribunal Eclesiástico Metropolitano de Madrid.

Brindan a sus clientes la asesoría y los conocimientos necesarios para lograr hacer efectiva la nulidad eclesiástica. Ofreciendo todas las herramientas necesarias para lograrlo.

¿Cómo saber si se es apto para la nulidad matrimonial eclesiástica?

Esta nulidad no solo depende de contar con el abogado correcto. Para que sea efectiva, es necesario que se presente al menos una causa válida para la nulidad. Las causas válidas se encuentran muy bien especificadas en los Cánones 1083 del Código de Derecho Canónico.

Asimismo, es necesario que el abogado a cargo del caso sepa exponer de forma correcta la causa ante el tribunal. Es por esto que el profesional contratado debe realizar con anterioridad una evaluación previa de la situación de sus clientes.

Causas válidas para solicitar nulidad matrimonial eclesiástica

Entre las causas que pueden existir para hacer válida dicha nulidad, se encuentra la imposibilidad de mantener relaciones sexuales. Si bien es cierto que la esterilidad no es un motivo para no poder contraer matrimonio, si uno de los cónyuges mantuvo en secreto esto, si se puede dar la disolución del matrimonio.

La violencia o miedo grave es otro factor que puede ser una causa válida para lograr la nulidad del matrimonio. Por otra parte, en caso de que existan lazos sanguíneos demostrados entre la pareja, la nulidad del matrimonio eclesiástico se hará efectiva.

Los problemas psíquicos también son tomados en cuenta para la nulidad de un matrimonio eclesiástico. Debido a que la persona no cuenta con las capacidades necesarias para cumplir las obligaciones básicas del matrimonio.

Por lo general, las personas que deciden terminar una filiación matrimonial buscarán rehacer su vida con alguna nueva relación que les de mayor felicidad y estabilidad emocional.

Entonces ¿es posible contraer matrimonio una vez se logra la nulidad matrimonial eclesiástica? La respuesta es sí; una vez que la sentencia sea favorable a la anulación del vinculo, el Tribunal eclesiástico, notificarán a las parroquias donde fueron bautizados los demandantes para inscribir la declaración de nulidad en los libros correspondientes.

Previous post La historia de cada licor: el Soju
Next post ¿Cómo tener una piel de porcelana? La crema que está arrasando en España para mujer